Decoupage! una técnica milenaria

Actualizado: 14 mar

La palabra “decoupage” viene del verbo francés "decouper" que significa "recortar".


Decoupage clásico es la técnica que consiste en pegar diferentes recortes de papel (papel de seda, papel arroz, papel de periódico etc.) o servilleta (técnica de servilleta) en la superficie pintada o dorada con acabado de barniz o laca (prácticamente es posible decorar cualquier superficie: madera, metal, vidrio, tela, plástico, cerámica).




Se piensa que la técnica decoupage viene del este de Siberia donde las tribus nómadas decoraban las tumbas de sus antepasados con figuras de papel. Desde allí la técnica llegó a China, donde hasta el siglo XII fue una forma popular de decoración de lámparas, ventanas, cuadros y otros objetos con papel cortado de colores. En el siglo XVII, a través del comercio con el Lejano Oriente, el decoupage se encuentra primero en Italia y en el siglo XVIII en otros países europeos. Los carpinteros de Venecia utilizaban este tipo de decoración como una alternativa más barata para imitar los muebles de China (acabado con “lacca contrafatta”) para dar una nueva imagen a los muebles que fabricaban.


Pronto el decoupage se convierte en una de las técnicas más utilizadas por las mujeres y es muy popular en la corte de Luis XV.


Con el éxito de esta técnica la gente rica contrataba a los artistas para que ellos pintaran y decoraran sus muebles, paredes y techos.


Con la creciente demanda de tales servicios y el hecho de que muchos no podían permitirse el lujo de contratar a los maestros del decoupage, muchas pinturas de artistas contemporáneos fueron cortadas, pegadas y cubiertas con laca para parecerse a las imágenes originales. Se destruyeron las obras de muchos pintores contemporáneos, como François Boucher, Fragonard Jean-Honoré, Pierre-Joseph Redouté, Pillement Jean-Baptiste, Jean Antoine Watteau, etc.


Con el tiempo se estaban decorando elementos cada vez más pequeños, como cajas y objetos utilizados en tocador y no sólo con imágenes copiadas, sino también con partes cortadas de las imágenes originales.


Algunos autores de la técnica del decoupage se convirtieron en artistas, así como María Delany fue la favorita de la reina Charlotte.


Los artistas contrataban estudiantes como ayuda para recortar, pegar y aplicar muchas capas de barniz a las imágenes sobre los muebles para que se parecieran a los elementos singulares y populares traídos por los comerciantes de China y Japón.

Más tarde, Pablo Picasso y Henri Matisse también trabajan con el decoupage.







En el siglo XVIII en Inglaterra el decoupage se convierte en una técnica muy popular entre las mujeres nobles totalmente dedicadas a esta decoración conocida como un estilo de Japón.


En la época victoriana, el coloreado a mano y el corte delicado tomaron la forma más sentimental utilizando imágenes florales. Esto coincidió con la introducción de las tarjetas para el Día de San Valentín decoradas con papeles en relieve y adornos para la decoración de objetos diversos, tales como pantallas, lámparas, cuadros y mucho más. En esos días una gran cantidad de maestras enseñaron a sus alumnos cómo decorar objetos con papeles decorativos.


Con una historia tan rica y tan diferentes caminos de desarrollo, no es sorprendente que aún hoy se esté utilizando el decoupage para crear nuevos estilos.






12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo